facebook_image
Bienestar General

10 tips para aliviar los ojos cansados o fatiga ocular

La fatiga ocular u ojos cansados es un trastorno ocular molesto, que suele surgir cuando se hace un uso intenso y prolongado de la visión. Diversas actividades, como el uso prolongado del ordenador, la lectura intensiva o la conducción de un vehículo durante muchas horas seguidas, provocan una importante fatiga ocular.

Las manifestaciones típicas son dolor y picor de ojos, ojo seco (o alternativamente ojo lloroso), problemas de visión, dolores de cabeza, dolor de cuello, etc. Desde un punto de vista clínico, la vista cansada no es un trastorno grave; sin embargo, en determinadas circunstancias, puede llegar a ser tan molesta que se requieren ciertas medidas para evitar su aparición.

Causas

  • Uso prolongado del ordenador o de dispositivos electrónicos similares (por ejemplo, tabletas, teléfonos inteligentes, etc.)
  • Lectura intensiva y continua durante un gran número de horas
  • Conducir un vehículo durante muchas horas consecutivas
  • Exposición a luces brillantes o deslumbrantes
  • Tensión visual en entornos poco iluminados

Entre las diversas causas enumeradas, el uso prolongado del ordenador ha adquirido una importancia considerable en los últimos años.

Factores de riesgo de fatiga ocular u ojos cansados

Todas las actividades laborales que requieren un uso muy intensivo de los ojos, pero también los trastornos de la visión (miopía) y de los músculos oculares, el estrés, la fatiga, los ambientes secos y el aire acondicionado favorecen la aparición de ojos cansados.

Cómo aliviar los ojos cansados

Aplicar una toalla caliente

Prueba a aplicar un paño empapado en agua tibia sobre tus ojos cansados y doloridos. Las compresas calientes pueden:

  • Añadir humedad
  • Aliviar el dolor
  • Aumentar el flujo sanguíneo
  • Relajar los espasmos musculares

Lávate las manos antes de empezar para que no te entren bacterias en los ojos. Sumerge tu toallita en agua que hayas hervido (para esterilizarla) y enfriado hasta que esté tibia. A continuación, póntela en los ojos durante 5-10 minutos, o el tiempo que te aconseje tu médico.

Ajustar las luces y las pantallas de los dispositivos

Diferentes tareas requieren diferentes tipos de luz. Mientras ves la televisión, es más fácil para tus ojos mantener la habitación con una luz suave. Cuando leas, coloca la luz detrás de ti y apuntando hacia la página, fuera de tus ojos. En las pantallas digitales, ajusta el brillo para que coincida con el nivel de luz que te rodea. Ajusta también el contraste de la pantalla para que tus ojos no tengan que esforzarse para ver.

Usar gafas de ordenador

Con estas gafas graduadas, tus ojos pueden enfocar a la distancia de la pantalla del ordenador. Es decir, a una distancia de entre 20 y 26 pulgadas de la cara. Algunas tienen lentes especiales que te ayudan a cambiar rápidamente el enfoque entre las distancias cercanas, medias y lejanas. Antes de ir a comprar, ten en cuenta que las gafas de ordenador no son lo mismo que las que bloquean la luz azul. Las gafas que bloquean la luz azul pueden hacerte sentir más cómodo, pero no siempre evitan la fatiga visual.

Palmas de las manos

Los expertos en oftalmología relacionan esta técnica con una terapia alternativa llamada Método Bates, que recibe su nombre del oftalmólogo William Bates. Él se cuestionaba si las gafas eran la única forma de arreglar la vista de una persona. Las investigaciones demuestran que su método no corrige la vista, pero las palmas de las manos podrían ayudar a aliviar la fatiga visual. Hay que poner las palmas de las manos sobre los ojos cerrados, sin presionar los globos oculares. La idea es que esto puede ayudar a relajar los ojos.

Cambia la configuración de tu ordenador

Los pequeños cambios pueden suponer una gran diferencia para tus ojos. Asegúrate de que la pantalla está a la distancia de un brazo (20-26 pulgadas) de tu cara. El centro de la pantalla debe estar ligeramente por debajo del nivel de los ojos (4-5 pulgadas).

Ayuda tener una silla que puedas mover hacia arriba y hacia abajo. Ajusta el tamaño del texto para no entrecerrar los ojos. Y prueba a colocar un portadocumentos junto al monitor para los papeles impresos. Esto limita el movimiento de los ojos hacia delante y hacia atrás.

Prueba las bolsas de té

Las bolsas de té son buenas para algo más que una bebida caliente. También funcionan como una relajante compresa fría para los ojos. Después de preparar té de manzanilla o té normal, pon las bolsas en un recipiente limpio en la nevera. Una vez que se hayan enfriado, ponlas sobre los párpados para ayudar a calmar los ojos y reducir la hinchazón. Asegúrate de haberte lavado bien la cara y las manos y de haberte quitado las lentillas. Y no te metas el té en los ojos.

Haz ejercicios para los ojos

Tus ojos tienen músculos, y también pueden beneficiarse de un entrenamiento. Pruebe esto: Mantén tu dedo a unos centímetros de tus ojos y concéntrate en él. A continuación, enfoca a lo lejos y vuelve a centrarte en el dedo. Repite la operación varias veces. O bien, cierra los ojos, hazlos girar hacia el techo y luego hacia el suelo. Mire a la derecha y luego a la izquierda. Estos ejercicios pueden ayudar a aliviar la fatiga ocular. Pero en realidad no fortalecerán los músculos de los ojos.

Descansos en la pantalla

Los expertos dicen que cuando se utiliza un dispositivo digital, hay que hacer descansos regulares de la pantalla. Recomiendan la regla 20-20-20. Tómate un descanso de 20 segundos para mirar algo a 6 metros de distancia cada 20 minutos. Otro consejo: por cada 2 horas de pantalla, descansa los ojos durante 15 minutos.

Mejora la calidad del aire

Cuando tus ojos están secos, se sienten más cansados. Utiliza un humidificador para añadir humedad al aire y a tus ojos. Lo mejor es un nivel de humedad de al menos el 45%. Además, ajusta el termostato o aléjate de las rejillas de ventilación para que el aire seco no te dé en la cara. Si fuma, piense bien en dejar de hacerlo.

Prueba las lágrimas artificiales o reales

Los colirios de venta libre o con receta médica alivian los ojos secos y cansados. Utilízalas incluso cuando tus ojos se sientan bien para mantenerlos hidratados y evitar que los síntomas vuelvan a aparecer. O, si prefieres fabricar lágrimas naturales, recuerda parpadear más a menudo, especialmente cuando estés en un dispositivo digital. Normalmente parpadeamos 15 veces en un minuto. Pero cuando estamos en un ordenador, eso se reduce a 5-7 veces.

Fuente: WebMD

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba