facebook_image
*Apoyado por Salud MentalSalud Mental

ABC del trastorno bipolar. Causas, síntomas, diagnóstico y tratamientos

El trastorno bipolar, también conocido como enfermedad maníaco-depresiva, es una condición mental compleja que afecta a millones de personas en todo el mundo. Caracterizado por cambios extremos en el estado de ánimo, este trastorno puede impactar significativamente la calidad de vida de quienes lo padecen y de sus seres queridos. 

Con el fin de abordar más sobre esta condición de salud, en BeHealth entrevistamos a Gilvic Carmona, reconocido psicólogo puertorriqueño quien compartió aspectos esenciales para comprender la enfermedad, las señales de alerta y su manejo.

“Cuando hablamos del trastorno bipolar nos referimos a una enfermedad de salud mental bastante común. Podríamos decir que es crónica, ya que suele durar toda la vida”, explicó. 

Causas

Se desconoce la causa exacta del trastorno bipolar, pero este puede implicar varios factores, entre ellos:

  • Diferencias biológicas. Las personas con trastorno bipolar tienen cambios físicos en el cerebro. La importancia de estos cambios aún es incierta, pero con el tiempo puede ayudar a identificar las causas.
  • Genética. El trastorno bipolar es más frecuente en personas que tienen un familiar de primer grado (como hermanos o padres) con esta enfermedad. Los investigadores están buscando genes que puedan intervenir en el origen del trastorno bipolar.

Síntomas del trastorno bipolar

Una de sus características distintivas son los episodios, que se presentan ocasionalmente o en intervalos regulares y están relacionados con el estado de ánimo. Los pacientes pueden experimentar momentos de estado de ánimo deprimido y otros momentos de estado de manía.

Conoce más: Prevenir recaídas en el trastorno bipolar: Consejos claves de un psicólogo

Por ejemplo, algunos pacientes pueden sentirse sumamente animados, felices y sociables en ciertos períodos, pero también pueden mostrarse muy irritables. En otros momentos, en cambio, se sienten deprimidos, tristes o más ansiosos que de costumbre. Estas son las características principales que suelen tener los pacientes con este tipo de trastorno.

La palabra «bipolar» hace referencia a los dos polos extremos del estado de ánimo. En el extremo de la fase maníaca, la persona experimenta una felicidad extrema o irritabilidad extrema. Algunos síntomas característicos que mencionó el especialista incluyen sentirse excesivamente optimista y eufórico, con la sensación de que los pensamientos corren demasiado rápido. 

“Esto a veces se conoce como «rapid speech» o fuga de ideas, donde la persona habla muy rápido y puede tener dificultad para articular correctamente las palabras. También es común que la persona tenga una disminución de la necesidad de dormir y un excesivo deseo por comer”.

Debemos tomar en cuenta también el impacto del comportamiento impulsivo, el deseo de buscar placer, y el gasto excesivo. “Durante una fase maníaca, una persona puede gastar grandes sumas de dinero en solo uno o varios días, mostrando una creatividad desenfrenada sin fatigarse”.

Por otro lado, en el polo de la depresión, el paciente experimenta sentimientos de desánimo, tristeza y ansiedad. “A menudo, no consideramos que la ansiedad también está relacionada con este estado de ánimo deprimido”. La persona puede sentirse lenta e inquieta al mismo tiempo, incapaz de concentrarse o tomar decisiones. Pierde interés en actividades que antes disfrutaba, habla despacio y se ve afectada en su capacidad para realizar incluso tareas sencillas.

“Es importante mencionar que, aunque no sea tan común, muchos pacientes bipolares también experimentan la sensación de no tener esperanza y pueden tener pensamientos sobre la muerte o el suicidio. Este aspecto debe ser considerado con seriedad, ya que el trastorno bipolar ha ido en aumento a nivel mundial en comparación con años anteriores”, compartió el entrevistado.

Diagnóstico del trastorno bipolar

En cuanto al proceso de diagnóstico, el trastorno bipolar puede ser identificado por diferentes especialistas, como psicólogos, psiquiatras, neurólogos e incluso médicos de familia. “Estos profesionales utilizan criterios establecidos en el Manual de Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM) para definir la enfermedad a través de la evaluación de los síntomas.”

“Se pueden emplear cuestionarios y evaluaciones para entender el estado de ánimo de la persona y realizar el diagnóstico del trastorno bipolar. Es importante mencionar que el trastorno bipolar se divide en dos grandes grupos, siendo el trastorno bipolar tipo 2 el más común de ellos”.

El estado depresivo es cuando vemos al paciente realmente deprimido, ya que durante la fase maníaca muchos de ellos se sienten muy excitados o agitados. “Es como si tuvieran un interruptor encendido en ese momento y se muestran productivos, pero cuando esa fase termina, se sienten como si se desinflaran y es ahí cuando buscan ayuda”.

Tipos de trastorno bipolar

El trastorno bipolar tipo 1 se caracteriza por episodios de manía que pueden durar varios días, con una exaltación intensa que puede llevar a situaciones graves que requieran hospitalización. También se presentan episodios de depresión en este tipo. Por otro lado, el trastorno bipolar tipo 2 se define por un patrón de episodios de depresión menos graves que el tipo 1, y ocasionalmente puede haber episodios de manía.

Tratamientos para el trastorno bipolar

“El tratamiento más indicado para estos pacientes es la farmacoterapia, ya que durante cualquiera de las dos fases del trastorno bipolar, se producen cambios en las funciones cerebrales, incluyendo la desregulación de neurotransmisores como la dopamina. Por lo tanto, se requieren medicamentos para regular estas alteraciones, como los antidepresivos para la fase depresiva”.

Según Carmona, el litio es uno de los medicamentos utilizados como estabilizadores del estado de ánimo en el tratamiento del trastorno bipolar. Sin embargo, este tratamiento no debe ser solo medicamentoso, sino que también debe ir acompañado de psicoterapia y terapia psicoeducativa. En esta última se enseña al paciente a reconocer las características y señales de descompensación que puedan presentarse.

“La ayuda familiar también es esencial, ya que muchas veces los familiares no comprenden completamente el funcionamiento del trastorno bipolar”, precisó.

Conoce más sobre la condición en: Enfrentando el trastorno bipolar: claves para una vida equilibrada
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba