facebook_image
BeWomenSemana 22Semanas de embarazo

¿Cómo involucrar al futuro papá durante el embarazo?

Los futuros papás se alegran cuando el resultado de la prueba es positivo, están ansiosos por contar la noticia a sus amigos y familiares, pero la mayoría, tras la emoción inicial, son, a su pesar, solo espectadores conmovidos de lo que ocurre. Es muy difícil sentirse involucrado, y es difícil para las futuras madres transmitir los sentimientos que tienen cuando sienten que una vida crece dentro de ellas, con todos los cambios que esto conlleva. ¿Cómo podemos hacer que el futuro padre se involucre más?

Una buena costumbre es, siempre que sea posible, participar juntos en las visitas con el ginecólogo y la matrona. Juntos pueden preparar las preguntas que van a hacer a los médicos o expertos, de modo que puedan aprovechar al máximo cada reunión.

¡Somos un equipo!

La colaboración es esencial durante el embarazo, y será aún más importante una vez que nazca el bebé: serán un equipo, en el que todos se complementarán hacia un objetivo común.

Muchas clases prenatales crean oportunidades para que los futuros padres se conozcan y compartan juntos sus pensamientos y temores.

La importancia de la comunicación asertiva

Es importante que la comunicación sea continua, serena y que no se limite al uso de palabras, sino que sea física, con intercambios de mimos y caricias. No solo hay que enfrentarse a las cosas bonitas, sino también a los miedos y temores.

Pedir ayuda para no olvidarse de las citas, planificar y crear juntos el espacio que acogerá al nuevo bebé, organizar todo lo necesario para la llegada del bebé, son posibilidades que abrirán la posibilidad de compartir esta extraordinaria aventura.

Comprenderse mutuamente es esencial

Los futuros padres pueden sentirse asustados al enfrentarse al momento de transición que vive la pareja. A veces es la distancia emocional, a veces la sensación de inadecuación: también para los hombres el periodo de embarazo se caracteriza por un vaivén entre fuertes sentimientos y emociones.

Compartir las fragilidades, así como las alegrías, ayuda a fortalecer la relación y facilita la transición a la familia que será.

Una transición de nueve meses durante la cual la mediación de la madre es la que permite al padre percibir y experimentar al niño.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba