facebook_image
*Apoyado por Migraña

Desencadenantes de la migraña: Estrés, alimentación y más…

La migraña es una afección compleja que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por fuertes dolores de cabeza, pero también está vinculada a una serie de factores desencadenantes que pueden provocar ataques. 

En entrevista con BeHealth, la Dra. María Eugenia García, neuróloga subespecialista en dolores de cabeza, nos proporciona información detallada sobre estos factores desencadenantes y cómo pueden influir en la frecuencia y la intensidad de los ataques de migraña.

Uno de los desencadenantes más comunes de la migraña es el estrés. La vida moderna a menudo está llena de situaciones estresantes, y “este estrés puede llevar a la liberación de ciertas sustancias químicas en el cerebro que desencadenan los ataques de migraña. Además, los cambios bruscos en el nivel de estrés pueden ser desencadenantes en sí mismos”, aseguró la especialista. 

Para abordar este desencadenante, los pacientes a menudo recurren a técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la relajación y la respiración profunda. Estas prácticas han demostrado ser efectivas para reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques de migraña, así como para mejorar la calidad de vida en general.

Lee también: Ansiedad, estrés y migraña: ¿cuál es la relación?

La alimentación es otro factor desencadenante importante a considerar. Algunos alimentos y bebidas, como el queso añejado, el vino tinto y las carnes procesadas, son conocidos por desencadenar ataques de migraña en algunas personas. Sin embargo, es fundamental comprender que la respuesta a la comida es altamente individual, por ello se recomienda que los pacientes lleven un diario de alimentos para identificar sus propios desencadenantes alimentarios personales y ajustar su dieta en consecuencia.

“Si encuentra que alguna comida le precipita un episodio de migraña puede evitarla, pero no es algo que podemos generalizar. Por lo tanto, no se recomiendan dietas restrictivas sino una dieta balanceada y saludable”, aconsejo la Dra. García.

La hidratación adecuada juega un papel crucial en la prevención de los ataques de migraña. Los estudios han demostrado que la deshidratación puede aumentar la intensidad del dolor de cabeza en pacientes con migraña. Por lo tanto, la Dra. García enfatiza la importancia de mantenerse bien hidratado. 

De acuerdo con la especialista, algunas guías recomiendan una ingesta diaria de agua basada en el peso corporal. Por ejemplo, se sugiere beber una onza de agua por cada punto de libra de peso corporal. Mantenerse adecuadamente hidratado puede ser un componente clave en la prevención de los ataques de migraña y en el manejo general de la salud.

Te puede interesar: Cómo la alimentación afecta tus episodios de migraña

En cuanto a la cafeína, la Dra. García señala que su consumo no está prohibido, pero es importante no exagerar. Se recomienda a los pacientes “no superar los 200 mg de cafeína en 24 horas, ya que un consumo excesivo puede desencadenar ataques de migraña en algunas personas”, puntualizó la especialista. Sin embargo, es fundamental recordar que cada persona es única y que lo que desencadena la migraña puede variar.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba