facebook_image
*Apoyado por VPHCondiciones CrónicasOncología

Desmitificando el virus del papiloma humano (VPH): perspectivas y prevención


El evento educativo #VPHAprendeActúaProtégete brindó una plataforma para discutir temas fundamentales de salud pública, y uno de los puntos destacados fue la entrevista al Dr. Josiel Medina Zayas, Director del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital UPR Dr. Federico Trilla. En esta conversación, el Dr. Medina arrojó luz sobre el virus del papiloma humano (VPH) y las complejidades asociadas con su transmisión, prevalencia y prevención.

¿Cómo se transmite?

Según el Dr. Medina, «El VPH se transmite principalmente a través del contacto sexual, aunque es importante destacar que esta no es la única vía de transmisión». Asimismo, el doctor resalta la importancia de una comprensión completa de las diversas formas en que el virus puede propagarse. Más aún, el Dr. Medina subrayó que el VPH no es un enemigo exclusivo de la intimidad sexual; algunas cepas pueden transmitirse incluso por contacto directo de mucosa con mucosa o piel.

En lo que respecta a la prevalencia, el Dr. Medina advirtió que «es extremadamente común en la población general, no solo en las mujeres«. Esta afirmación desafía la noción comúnmente aceptada de que el VPH es exclusivamente un problema femenino. Además, el Dr. Medina enfatizó que cualquier persona sexualmente activa debe asumir que ha estado o estará expuesta al virus en algún momento de su vida.

La susceptibilidad de las mujeres al VPH también fue un tema de discusión. «Las mujeres más jóvenes, generalmente menores de 30 años, tienden a tener más cambios de pareja sexual o más contacto sexual en general, lo que aumenta su exposición al virus», explicó el Dr. Medina. Sin embargo, esto no excluye a las mujeres mayores de contraer el virus, ya que la transmisión puede ocurrir en cualquier etapa de la vida sexual activa.

Te puede interesar: ¿El VPH causa infertilidad?

El Dr. Medina destacó la diversidad de cepas de VPH y su asociación variable con el cáncer. «La mayoría de estos virus no están asociados con el cáncer, como es el caso de las verrugas genitales, en las manos o en los pies», afirmó. Sin embargo, aproximadamente 15 cepas han sido identificadas como de alto riesgo, siendo carcinogénicas, especialmente en el caso del cáncer cervical en mujeres.

Detección y cuidado

Una de las preocupaciones clave es la falta de síntomas específicos en las infecciones por VPH de alto riesgo. «Esto resalta la importancia de realizar pruebas de detección periódicas, como el Papanicolaou, para identificar cambios celulares que pueden no ser evidentes para la paciente», subrayó el Dr. Medina. Esta cita enfatiza la necesidad de un enfoque proactivo para la detección temprana y el tratamiento oportuno.

El Dr. Medina también enfatizó la importancia de una rutina de cuidado ginecológico completa. «Las pautas actuales indican la necesidad de una evaluación integral del sistema reproductivo, incluyendo el útero y otras áreas relevantes», señaló. Esta recomendación destaca la evolución continua de las prácticas médicas en respuesta a la investigación y los avances en el campo de la ginecología y obstetricia.

¿Qué hacer ante un diagnóstico?

A pesar de la adversidad de un resultado positivo en la prueba del VPH, el Dr. Medina instó a mantener la calma y seguir las indicaciones médicas. «La negatividad de una prueba puede deberse a la capacidad del sistema inmunológico para combatir la infección», explicó.

El Dr. Medina enfatizó la capacidad del sistema inmunológico para combatir la infección por el VPH y eliminar el virus con el tiempo. «Es crucial dar seguimiento a las pruebas del Papanicolaou, incluso si los resultados son negativos», insistió y subrayó la importancia de la perseverancia en el cuidado de la salud y el seguimiento continuo para garantizar una detección temprana y un tratamiento efectivo.

En términos de prevención, el Dr. Medina destacó dos medidas principales: la vacunación temprana y el seguimiento adecuado. «Los niños y niñas pueden recibir la vacuna a partir de los 9 años para reducir el riesgo de cáncer», recomendó. Además, el Dr. Medina resaltó la importancia de la detección y el tratamiento oportunos para prevenir casos de cáncer de cuello uterino.

Finalmente, el Dr. Medina recordó que «la salud es un compromiso personal» y que tomar medidas preventivas puede marcar la diferencia en nuestras vidas. Su mensaje final sirve como un llamado a la acción para todos, instándonos a tomar responsabilidad por nuestra salud y bienestar. En un mundo donde la información es poder, comprender el VPH y las medidas preventivas disponibles es fundamental para una vida saludable y consciente.

Lee más: Vacuna contra el VPH: previene cáncer y no causa efectos secundarios

Conoce más aquí:

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Botón volver arriba