facebook_image
*Apoyado por Cuida tus LatidosCardiovascularesCondiciones CrónicasSalud Mental

La autoestima, un escudo fuerte para proteger tu corazón

¿Alguna vez te has preguntado si lo que piensas de ti mismo afecta tus relaciones y, en última instancia, la salud de tu corazón? La respuesta es sí. 

La falta de amor propio ha sido relacionada con niveles altos de estrés, ese compañero que nadie quiere en su vida. Pero aquí está la buena noticia: cuidarnos a nosotros mismos, alimentar el amor propio, actúa como un escudo contra el estrés.

La ciencia respalda esto con estudios que siguen el efecto en cadena desde la depresión hasta la falta de amor propio, afectando directamente a nuestro corazón. Por ejemplo, un estudio de 2021 publicado en Clinical Nursing Research examinó la conexión entre la autoestima y la salud cardiovascular. Los resultados mostraron que aquellos con una autoestima positiva experimentaron una reducción significativa en los niveles de estrés y una mejora en la función cardíaca. Esto refuerza la idea de que el amor propio no solo impacta en nuestro bienestar emocional, sino que también afecta directamente la salud física de nuestro corazón.

Te puede interesar: Infarto del corazón e ictus, ¿en qué consisten?

La falta de amor propio también se ha asociado con trastornos emocionales como la depresión y la ansiedad, los cuales pueden afectar negativamente la salud cardiovascular. Cultivar el amor propio actúa como una barrera protectora, disminuyendo la vulnerabilidad a estas condiciones y fortaleciendo nuestra resiliencia emocional.

El amor propio como escudo

Las personas con una autoestima fuerte tienden a construir relaciones más sólidas, ¡y esto se traduce en beneficios reales para el corazón! Las relaciones positivas se relacionan con menos problemas cardíacos y una recuperación más rápida.

El amor propio también actúa como un motor para el autocuidado. Aquellos que se valoran a sí mismos tienen más probabilidades de adoptar hábitos de vida saludables, como una dieta equilibrada, ejercicio regular y la gestión del estrés. Estos comportamientos son esenciales para mantener la salud cardiovascular con el tiempo.

No es solo que el amor propio suene bien, ¡sino que también te lleva a hacer cosas buenas por ti mismo! Aquellos que se quieren tienden a adoptar hábitos más saludables, como comer bien, hacer ejercicio y manejar el estrés. ¡Cosas que mantienen feliz a tu corazón a largo plazo!

Lee más: Evite enfermedades cardiovasculares: alimentación es pieza clave
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba